Ajo Micropoetisa: “Mi poesía se entrena en las redes sociales”

Ajo micropoetisa y la clarinetista y dj Judit Farrés presentaron “Mujeres superHadas, micropoesía y música” en el ciclo Atardeceres no Gaiás.

El capricho de la refracción del sol sobre la Cidade da Cultura es uno de los mejores escenarios para la brevedad profunda -en todas sus acepciones- de la micropoesía de Ajo. “Al contrario que el resto de las modelos / yo solo hablo de mi vida privada”.

Cada palabra, en poesía o en entrevista, representa ideogramas de pura honestidad con su momento poético: “prefiero pensar que estoy de paso, no quiero acomodarme y tal vez de ahí venga lo micro de mi poesía”. Adecuo el formato a microentrevista.

Ajo micropoetisa

Música y poesía. Lo cultivan muchos, pero usted como pocos…

¿No es lo mismo? La música trae poesía y la poesía tiene música. Si consigues un entendimiento entre ambas disciplinas resulta muy estimulante, pero no tan solo para el público; nosotras también disfrutamos cada salida porque lleva mucha improvisación implícita y realmente estamos creando al mismo tiempo.

Recita, actúa, publica en edición impresa y en las redes sociales, ¿cómo concibe esta multiplicidad de soportes y distintos discursos?

Creo que un soporte es consecuencia del otro. Mi uso de internet convive con los tres libros de micropoemas que tengo publicados; mi poesía se entrena en las redes sociales. Experimento y hago de twitter y facebook mi campo de pruebas: publico, la gente comenta y observo reacciones. A veces acaban formando parte de un libro y otras veces simplemente tanteo y ensayo, porque poder compartirlos con el receptor evoca otra dimensión.

¿Qué espera del receptor?

Espero que sea yo, sintonizar con él. No implica necesariamente ninguna manifestación acústica, no necesito los aplausos para saber que existe empatía. Después cada uno que se quede con lo que quiera, o que se quede con nada, pero el público tiene que estar vivo murmurando, riéndose o incluso manteniendo un silencio.

¿Qué espera de sí misma?

De mí espero de todo, pero sobre todo, continuar haciendo lo que quiero seguir desarrollando, o continuar queriendo hacerlo, porque aunque se puede pensar lo contrario, hacer algo tan breve lleva mucho tiempo.

Por ahora continuamos con el podcast de Speed & Bacon y ya llevo nueve años organizando el ciclo poético Yuxtaposiciones en Madrid. Mientras, lo que vaya surgiendo: de mi época como taquillera saqué una exposición de fotos de los que por allí pasaban, y con ellos realicé la exposición Bello Público. Uno de muchos ejemplos de que no se puede estar pensando en el próximo segundo.

Es consciente de que se la menta como una de las cortinillas con mayor eco de La Sexta.

Es lo malo de la televisión: llegas a estar donde nadie te ha esperado. Realmente me encantó tener la posibilidad de haber realizado ese proyecto, pero fue una lástima que una vez aparecida la crisis, desaparecida la continuidad.


A imaxe é da miña autoría.

Artigo publicado o 30 de xullo de 2011 en Xornal de Galicia, edicións impresa e dixital. PDF aquí.

¡Compartir es vivir!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

0 comments